miércoles, 26 de julio de 2017

+ Relatos cortos sin +

El sonido titubeante del viento a través de la puerta cortaba su respiración, hacía ya varios minutos que él no golpeaba la puerta. 
Agarrándose el vientre con fuerza se dirigió a la habitación de invitados, se tumbó en la cama y cerró los ojos. Necesitaba dormir, comer, beber; cosas que nunca imaginó que pudieran faltarle, pero esta noche las echaba de menos. 
Los minutos pasaban, pero las horas no llegaban, vovió a intentar utilizar el teléfono, la falta de señal golpeó su corazón. 

La puerta se abrió.