lunes, 14 de septiembre de 2015

YO TAMBIÉN ELIJO

La forma en la que concibo y enfoco esta profesión es en una constante búsqueda de acciones que provoquen reacciones. 

Admiro a los creadores que forman parte de sus propias creaciones y que se involucran en el día a día para sacar sus proyectos adelante.

Por ser actriz no quiero quedarme esperando una llamada para un casting, estas pruebas forman parte de una profesión independiente y paralela al sentido completo del actor. Con ello, no critico las audiciones, yo misma los busco y los hago, porque son necesarias y parte importante del trabajo.  
De un tiempo a esta parte quiero vivir bajo el lema: yo también elijo. Siempre nos vemos avocados a que nos elijan, porque es así, pasamos entrevistas constantes y a muchos niveles (agencias, castings, directores etc.) pero en nosotros también esta esa elección, nosotros podemos elegir a cuáles queremos asistir y qué queremos hacer...

Por estos motivos, la creación y la producción de mis propios proyectos constituye el eje principal de mi subsistencia. He sido educada en teatro desde que nací, mis padres tienen una empresa teatral dedicada a la infancia con más de 30 años de experiencia y he visto su trabajo constante a lo largo de toda mi vida. Actualmente también formo parte de esa empresa a nivel profesional en algunos aspectos y la perspectiva cambia puesto que ahora me convierto en un ser activo de ese trabajo constante. 
La inestabilidad de nuestra profesión es una de las cosas que más incertidumbre me provoca pero a la vez siento que no podría ser de otra manera. Hay temporadas en las que hay mucho trabajo y otras en las que la lucha es más intensa. Por eso, considero que la estabilidad está en uno mismo y en el enfoque que le de a su trabajo, yo por mi parte no dejo de trabajar nunca y pongo los medios necesarios para que las cosas salgan y no perder esa estabilidad interna.

En definitiva, es difícil,  pero no me vería jamás haciendo otra cosa.
¡Salud y arte!