viernes, 28 de agosto de 2015

Odin Teatret-Above the skin- día 4

Día 4 (14-08-2015)

Hoy ha sido un día con un sentimiento diferente, un cansancio interno por el agobio que se produce a veces con la segunda piel. Pero también una extraña comodidad por llevarla. Esta contradición me hace reflexionar sobre cómo es posible que a veces lo que nos agobia nos de una cierta libertad. ¿será la profunda libertad de convertirse en otro lo que nos provoca ese agobio? ¿Miedo a la libertad?. Cuando me voy a dormir, tengo una sensación extraña en la piel como si continuara estando con la otra. He compartido dicha emoción con los compañeros y a ellos también les ocurre algo similar. Pasamos muchas horas con un traje que se ajusta tanto a tu piel que visto desde fuera parece solo un traje pero desde dentro de transforma en algo muy primario y animalesco. 

A partir del día de hoy ya no saldremos a la calle, estaremos ensayando la performance que tendremos el día 16.

La performance consiste en recrear The last supper de Leonardo Da Vinci.


Entorno a esta obra de arte hemos tenido que traer diferentes materiales que han sido vistos en los primeros días del curso. La primera parte de esta muestra es puramente estética, a través de la piel que nos ponemos, con ésta tendremos que jugar y crear diferentes fotografías que deberán estar muy ensayadas para que constituyan verdaderos cuadros. 

Hoy la mayor parte del día ha estado dedicada a crear dichas fotografías. Toda la representación va  durar lo que dura una cena, que será nuestra última cena dentro de este workshop. Parte de la audiencia se sentará con nosotros a la mesa y entre todos constituiremos 13 personas, como en el cuadro de Da Vinci.  Me encanta este concepto y me apasiona la idea de hacer de algo tan elemental, como cenar, un acto artístico. Unir pintura, comida, música, movimiento...me parece muy interesante y un proceso de aprendizaje en sí mismo. Agradezco mucho el poder formar parte de esta performance que tanto me está enseñando y que sin duda está construyendo una segunda piel en mi forma de ver el arte y en concreto el teatro. Gracias. ¡Salud y arte!