martes, 25 de agosto de 2015

Odin Teatret- Above the skin- día 2

Día 2 (12-08-2015)

Hoy por la mañana nos pusimos la segunda piel desde primera hora. No realizamos un entrenamiento corporal, como el de ayer, pero sí realizamos un ejercicio de conexión con nosotros mismos y con el grupo. Una de las cosas que más me impactaron es cómo a través del traje, sin palabras y con movimiento nos convertimos en una única masa que se movía en armonía sin pacto previo. Este ejercicio me ha ayudado mucho a comprender la desinhibición que puede surgir con la pérdida de una identidad y la obtención de una nueva que nos convierte en seres recién nacidos, en cuanto al arte se refiere. 
La parte de reconocer al compañero y realizar el mismo ejercicio que el día anterior pero con una piel diferente fue muy emotivo.

Tras el ejercicio en grupo salimos del aula y con la segunda piel recorrimos el Odin buscando a los trabajadores que se encontraban en los diversos lugares de este espacio. El ejercicio consistía en hablar con ellos o simplemente contactar de forma física con las manos, la cara etc.
Para terminar la mañana bailamos salsa con los trajes y salimos a la calle. Ambas fueron experiencias en las que el contacto del traje con mi cara se tornaba incómodo y con dificultades para desarrollar el ejercicio. La falta de visibilidad hacía que caminara de forma diferente y me devolviera a las sensaciones más primarias del ser humano. Lo definiría como: volver a aprender lo aprendido (caminar, beber, ver, explorar el exterior...)

Una de las experiencias más fuertes del día de hoy fue visitar una galería de arte alternativo que en sus inicios había sido un matadero de cerdos. A dicho lugar fuimos con los trajes y lo exploramos y conocimos a través de los mismos. Nos condujeron a una sala que se encontraba intacta, tenía todos los elementos con los cuales solían realizar las matanzas, a modo de exhibición. La energía en el espacio era muy fuerte y angustiosa. 
Sin duda esta experiencia ha sido una de las más importantes a lo largo de mi carrera, por todo lo que me ha transmitido. Unir algo tan doloroso como lo que se hacía en ese espacio y convertir su dolor en algo artístico con un cuerpo diferente.

A continuación adjunto una foto del día de hoy. ¡Mañana más!
¡Salud y arte!