viernes, 7 de agosto de 2015

TAREA DE TODA UNA VIDA

Una de mis citas favoritas es de Stanislavsky: "ama el arte que hay en ti no a ti mismo en el arte"

El egocentrismo es algo que aparece en todo ser humano, pero en esta carrera puede aparecer a una mayor escala. Si nuestro narcisismo come nuestro trabajo, perdemos la orientación y el sentido de nuestra profesión. Por ello considero que una prioridad es afianzarse a la tierra y no estar a merced del éxito y el fracaso. No defiendo que no debamos dejarnos afectar, sino que nuestra vulnerabilidad y constancia en el trabajo no dependa de lo externo a nosotros sino que sea de nuestro interno. 

Esta reflexión me lleva de nuevo al aprendizaje y a la formación como seres humanos y profesionales. Tarea, que considero, de toda una vida.

A tan solo dos días de emprender rumbo a Dinamarca y mi experiencia con el Odin Teatret, tomo como premisa para este viaje: la necesidad de caerse, derrumbarse, equivocarse... para, luego, levantarnos con más fuerza. 

El aprendizaje y la experiencia están llenos de equívocos, sin ellos no habría aciertos.
Me despido hasta dentro de unos días con un enlace a Eugenio Barba, hasta entonces: ¡Salud y Arte!