jueves, 30 de julio de 2015

SIN REDES

Empieza la cuenta atrás para que sin redes me vaya a Holstebro, Dinamarca,  al Odin Teatret...
Alli estaré durante la semana del 10 al 17 de Agosto realizando el workshop Above the skin liderado por Giuseppe L.Bonifati, discípulo de Eugenio Barba.

Los nervios, la expectación y la emoción por formar parte de este curso se apoderan cada día más y más de las extremidades de mi cuerpo.
Desde que empecé mi formación profesional como actriz he admirado el trabajo de Eugenio Barba con el Odin Teatret y gracias a este curso voy a poder vivir above my skin la experiencia en primera persona.
Para más información sobre este curso, aquí dejo el enlace oficial al mismo:

Uno de los últimos libros que me he leído sobre Eugenio Barba y el Odin Teatret es "Antropología teatral" donde habla, entre otras cosas, del lenguaje escénico y de como éste se ve conformado en un actor o bailarín a través del cuerpo. La palabra antropología siempre ha estado asociada  al estudio del comportamiento del ser humano en relación som su fisiología y nivel socio-cultural. La antropología teatral pretende estudiar al ser humano en el acto de la representación. Para ello habla de situaciones extracotidianas. Ésta es una de las cosas que más me fascina sobre este maestro y este teatro, la implicación del ser humano a través de la reoresentación y construcción de un personaje, desde la antropología de ese personaje.
Desde hace varios años ha habído un incremento de la denominada "naturalidad en la interpretación del actor", dicho hecho nos ha conducido a interpretaciones "televisivas" en las que a los actores ni se les entiende. Muchas veces he asistido a castings para películas o series en las que el/la director/directora de casting me preguntaban si había vivido la situación que vivía el personaje. En consecuencia, si no la había vivido generalmente no obtenía el papel, en definitiva si no has tenido una vida muy dura o igual a la del personaje, según esta vertiente, no puedes interpretarlo. Mi respuesta ha sido siempre sincera y en muchas ocasiones sentía que no estaba interpretando sino que lo que querían era a mi persona real y no a mí realizando la representación de un hecho. Esto, me provoca un vértigo terrible porque me hace plantearme la siguiente pregunta ¿está desapareciendo la profesión del actor?, la necesidad de buscar personas reales para dar esa naturalidad hará que desaparezca la necesidad de técnica y formación en un actor. Este hecho lo he visto más en España que en otros paises. Yo creo sin ninguna duda en la NECESIDAD  de TÉCNICA y FORMACIÓN para abordar cualquier personaje y cualquier representación antropológica.
Este tema volverá a ser abordado en futuras entradas ya que es algo que se encuentra muy patente y que a mi me provoca mucha frustración desde el punto de vista actoral.

Para cerrar esta entrada, os adjunto un enlace que me parece interesante sobre el Odin Teatret. Me despido hasta mañana.
¡Salud y Arte!