miércoles, 29 de julio de 2015

AL VACÍO EN EL AQUÍ Y EL AHORA


Quiero dedicar esta entrada a una actividad que empecé a parcticar hace algunos meses; actividad que ha cambiado por completo algunos aspectos de mi vida y de mi profesión: Hatha Yoga.
Este tipo de yoga se fundamenta en sus posturas corporales y ásanas (disposiciones corporales que tienen por objeto actuar sobre el cuerpo y la mente) aportando firmeza y elasticidad.

A veces uno no es consciente de lo que necesita su cuerpo hasta que no se detiene en la borágine diaria y se pregunta a si mismo conectando con la parte más interna de su ser. Eso es lo que me ha pasado a mi, la profesión, el momento que vivimos y el estrés hacía que no me parara a respirar y estar únicamente conmigo, con mi respiración y con mi cuerpo.

Desde el punto de vista personal Hatha Yoga ha hecho que me encuentre bien físicamente y mentalmente, ha hecho que ambas cosas se unan y conformen en una sola en todo mi cuerpo. Posturas que jamás pensé que podría hacer se van conformand mediante la práctica. El esfuerzo por conseguir cada una de las ásanas va muy unido a lo que cada uno se exija, y ésta es una actividad que requiere tiempo y concentración.

El saludo al sol, la postura del arado, la posición del niño, el bailarín...hasta llegar a la postura de savasana...

Desde el punto de vista profesional sin duda ha ayudado muchísimo a la concentración puesta en el cuerpo y a la relajación. 

Si tenéis ocasión, os recomiendo de forma fehaciente probar yoga en cualquiera de sus vertientes.
Yo estoy deseando seguir aprendiendo y practicar Hatha Yoga dos veces por semana.

A continuación aporto unos enlaces que pueden ser de interés para conocer más sobre esta técnica de la que quiero aprender cada día:

http://www.happyyoga.com/yoga-barcelona/hatha-yoga/
http://ciudadyoga.com/hatha-yoga